miércoles, 25 de noviembre de 2009

EL SISTEMA DIGESTIVO Y SU FUNCIÓN






Lo primero que hay que destacar es su principal función: hacer la digestión.

Digestión: es la transformación de los alimentos en sustancias más simples que el organismo puede asimilar.

El aparato digestivo está CONSTITUIDO POR:

Tubo digestivo, que se divide en:

Boca: en donde se produce la primera transformación de los alimentos, en ella encontramos:

Dientes: que se encargan de cortar y triturar los alimentos.

Las glándulas salivares que producen la saliva.

La lengua que mueve los alimentos, los mezcla con la saliva y forma el bolo alimenticio.

Faringe: tiene una válvula que se abre al tragar.

Esófago: es el tubo que conduce los alimentos desde la faringe al estómago.

Estómago: es un ensanchamiento del tubo digestivo, produce unos movimientos que baten los alimentos y los mezclan con los jugos gástricos.

Intestino delgado: tuvo muy largo, en donde las sustancias aprovechables pasan a la sangre.

Intestino grueso: tuvo al que van las sustancias que el organismo no asimila y se expulsan al exterior.

Ano: orificio por donde se expulsan las sustancias que el organismo no necesita.

Glándulas, de los siguientes tipos:

Salivares situadas en la boca, fabrican la saliva




Gástricas, están en el estómago, y producen el jugo gástrico.

Las situadas en el hígado que producen la bilis:

Pancreáticas -situadas en el páncreas, producen el jugo pancreático.

•Intestinales -
situadas en los intestinos, producen el jugo intestinal.

El aparato digestivo se localiza a lo largo del cuerpo, desde la boca al ano, pasando así desde la cabeza al final del tronco.

El aparato digestivo y su FUNCIONAMIENTO:



http://www.supersaber.com/digestivo.htm

Vamos a ver el proceso desde que el alimento entra en la boca hasta que son expulsadas por el ano las sustancias que no nos sirven.

El alimento entra en la boca, donde los dientes lo trituran, cortan y mastican, a la vez se va mezclando con la saliva
(segregada por las glándulas salivares). Es la lengua quien ayuda a mezclar la saliva con los alimentos, creando así el bolo alimenticio. Este bolo baja por la faringe y el esófago hasta llegar al estómago. Allí permanece el tiempo necesario para que se realice la digestión (más o menos unas 2 horas).

El estómago produce jugos gástricos que se mezclan con le bolo hasta convertirlo en una papilla, que pasa al intestino delgado. Allí se produce la última transformación de los alimentos. La papilla, ya en el intestino delgado, se mezcla con los jugos intestinales, con la bilis procedente del hígado y con el jugo pancreático. Estos jugos descomponen la papilla y la transforman en sustancias nutritivas, que son absorbidas por las paredes del intestino delgado. Allí pasan a la sangre que las distribuye por todo el cuerpo. La parte que no ha sido absorbida sigue hasta el intestino grueso donde se transforman los excrementos que se expulsan por el ano.

En el aparato digestivo se pueden producir algunas ENFERMEDADES:

Diarrea -dada por la contaminación del agua o por la falta de higiene cuando se manipulan alimentos. Da fiebre, heces líquida y dolores abdominales.

Caries -erosión del esmalte de los dientes producida por bacterias.

Úlceras - herida abierta o sin cicatrizar en el cuerpo de una persona, localiza por ejemplo en el estómago.

Gastritis -inflamación del estómago.

Estreñimiento -retraso del curso del contenido intestinal y dificultad de su evaluación.

Corte de digestión -parada del proceso de digestión que se puede producir cuando nos tiramos de golpe al agua.

Gastrointeritis -inflamación simultánea de la membrana mucosa del estómago y de la de los intestinos. Produciendo diarrea y vómitos.

Ardor de estómago -acidez que se da en el estómago.

Una parte muy importante del aparato digestivo son los DIENTES:

Los dientes de los niños se llaman dientes de leche, a los 5 o 6 años de edad se van cayendo y comienzan a salir los definitivos, que serán ya para toda la vida. En total tendremos 32 dientes: 8 incisivos, 4 caninos, 8 premolares y 12 molares. Para poder conservarlos bien es muy importante lavárselos tras cada comida, para que no queden restos y aparezcan caries.

¿Te has fijado alguna vez en las marcas que dejan tus dientes cuando muerdes una manzana? ¿Son todos iguales? Para ver que no probaremos con una, y después leeremos este texto:

“Me llamo incisivo y vivo con mis padres en una bonita casa de dos pisos llamada boca. Con nosotros viven mis bisabuelos los molares, mis abuelos los premolares, y mis padres, los caninos.

En casa todos tenemos una tarea, mis bisabuelos y mis abuelos trituran, mis padres desgarran, y mis hermanos y yo cortamos todo lo que entra en casa.

La familia que vive en el piso de abajo está compuesta por el mismo número de miembros. Entre todos formamos un equipo.”

Dentro del estudio de los dientes, destacamos la parcela dedicada a la higiene dental, que nos enseñar nuestros padres en casa y nuestros profesores en el colegio.

Como ya hemos dicho antes es muy importante que nos lavemos los dientes después de comer, con un buen cepillo y un poco de pasta de dientes. Si los cuidamos bien nos durarán muchos años y masticaran bien la comida para que nuestro aparato digestivo no tendrá que trabajar demasiado.

Debemos ser constantes en nuestra higiene dental, es necesario cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día, para que no nos aparezcan caries que debiliten la capa que envuelve los dientes y tengamos que ir al dentista a que nos la arregle.


•Utilizar el cepillo después de cada comida.

•Cepillar los dientes de arriba a abajo desde las encías, por delante y por detrás.

Cepillar suavemente la lengua.

Enjuagar bien la boca con agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada